Cumplimiento de etapas previas en procesos de construcción de obras de infraestructura vial muestra gran retroceso en el último año

  • Mientras que para mayo 2020 el avance fue de un 11,9%, para este año fue únicamente de un 3,03%.
  • Proyectos con pre-ingeniería concluida o casi concluida sufrieron atrasos del orden de un 10%, mientras que aquellos que no la tenían concluida presentan atrasos del 178%.

El último año denota un gran retroceso en la pre-ingeniería o etapas previas a la construcción de obras públicas, esto según el estudio anual que realiza la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), el cual analizó el estado de 29 proyectos infraestructura vial relevantes para el país.  

Los proyectos incluidos en el estudio muestran un avance general de apenas un 3,03%, mientras que para mayo 2020 fue de un 11,9%. Según el documento “pareciera que el efecto de la pandemia del Covid 19 y el teletrabajo han afectado en gran medida el desarrollo de la pre-ingeniería de los proyectos analizados”.  

 “Los resultados de la Matriz de Infraestructura nos muestran la necesidad de que el tema sea asumido con total seriedad por el próximo gobierno. Los atrasos que presentan las obras de infraestructura vial se traducen en altos costos que asumimos todos los costarricenses, en momentos en que necesitamos un uso eficiente y responsable de los recursos públicos”, manifestó Carlos Trejos, Presidente de la CCC.

La matriz, elaborada por el Comité de Infraestructura de la CCC, a partir de un listado de 14 etapas previas a la construcción de un proyecto, refleja el estado actual de la pre-ingeniería de los proyectos claves para el país.  Analiza cada una de las etapas que deben cumplir los proyectos antes de recibir orden de inicio y evalúa la gestión de las administraciones mediante el cálculo de porcentajes de avance etapa por etapa.

La siguiente tabla muestra el avance de la pre-ingeniería de las obras analizadas, así como el desempeño de las diferentes Unidades Ejecutoras y el avance general de la Administración.  (ver documento adjunto)

Para este año, cuatro etapas son las que presentan retrocesos: “Diseños y estudios”, “Viabilidad ambiental”, “Corta de árboles en cauce / Otros permisos” y “Socializar el proyecto”. 

Las Unidades Ejecutoras del Consejo Nacional de Concesiones (CNC) y del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) presentan retroceso en su desempeño. La caída es generalizada, a excepción de la unidad ejecutora BID que presenta una leve mejora.

A siete proyectos se les dio orden de inicio sin haber concluido todas las etapas de preingeniería, lo cual denota que sigue prevaleciendo esta mala práctica.

Los proyectos “Paquera – Playa Naranjo” y “Paso a Desnivel Intersección Guadalupe” son los únicos que terminaron su proceso de pre-ingeniería en este año.

Pre-ingeniería concluida debe ser la norma:

El análisis de los plazos de ejecución de los proyectos con la pre-ingeniería concluida o casi concluida, de previo a la orden de inicio, sigue demostrando la importancia de que ésta sea la norma, al momento de emitir dicha orden. 

Mientras que los proyectos con pre-ingeniería concluida o casi concluida sufrieron atrasos del orden de un 10% (aceptable en proyectos de infraestructura vial), los que no la tenían concluida presentan atrasos del 178%, y siguen sin tenerla concluida.

En este año los proyectos con orden de inicio, sin tener concluida toda la pre-ingeniería, aumentaron el plazo de ejecución en promedio 275 días.

Sobre la matriz de infraestructura

 La Cámara de la Construcción realiza este estudio desde mayo del 2018. Se generó un listado de 14 etapas previas a la construcción de un proyecto y a cada una se le asignó una ponderación basada en los tiempos razonables que se requieren para cumplirla. Posteriormente se generó un cuestionario con posibilidad única de respuesta “si” o “no”, donde se consulta a los encargados de los proyectos, sobre si la etapa está concluida al 100%.

Las etapas bajo análisis, incluyen entre otras: el anteproyecto, viabilidad financiera, diseños y estudios, viabilidad ambiental, permisos, reubicación de servicios públicos, expropiaciones, confección de cartel, licitación y apelaciones, adjudicación, confección de contrato, refrendo y orden de inicio. Todo este proceso se completa idealmente en 6 años y medio, pero en algunos casos tardan más, es decir que la ejecución completa de un proyecto trasciende administraciones.

“Este año, nuevamente, los análisis realizados vienen a demostrar la importancia que tiene el desarrollo de la pre-ingeniería en el buen o mal desempeño de los proyectos. Seguimos viendo obras con orden de inicio sin tener las etapas previas concluidas y esta es una práctica que debe ser corregida, porque hemos demostrado que solo se traduce en atrasos y sobrecostos en los proyectos”, concluyó Roberto Fiatt, miembro del Comité de Infraestructura de la CCC. 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe noticias del sector todas las semanas en tu correo electrónico y mantente actualizado de todas las novedades y tendencias del sector ferretero y de la construcción.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.

A %d blogueros les gusta esto: